Redacción SEO: guía para escribir blog posts que sí posicionen en Google

(PENDIENTE AGREGAR REGISTRO A NEWSLETTER)

Tabla de contenido

Cada vez que un cliente me pregunta cómo posicionar blog post, no sé muy bien qué contestarle porque son muchísimas las variables que intervienen en SEO, además de que, en general, cada día es un poco más difícil, debido a la creciente competencia en casi todos los sectores. 

Supongamos que estás investigando y buscas algo muy específico, como estrategias de posicionamiento seo para principiantes. Cuánta gente puede estar hablando de algo tan especializado, ¿no? 

¡Pues hay 139 mil resultados que Google considera relevantes!. Y sí, tú tienes que ganarte un lugar en la mesa entre todos ellos. 

Ejemplo de búsqueda en Google para redacción SEO
Ejemplo de búsqueda en Google para redacción SEO

Pero bueno, no sólo te traigo el problema: esta guía está pensada para que puedas lograr un contenido suficientemente bueno con tus artículos de blog, con una probabilidad razonable de alcanzar eventualmente un lugar en la primera página. 

ícono redacción seo

¿Para quién es esta guía? Está pensada especialmente para personas de la industria digital como marketers, diseñadores gráficos o community managers que quieran incursionar en la redacción de artículos para blog, o bien para escritores (redactores, copywriters) y periodistas que quieren adentrarse en el mundo del blogging.

Antes de que sigas…

¿Qué vas a encontrar en este artículo? Consejos concretos para mejorar tu técnica y proceso de creación de contenido, especialmente para hacer redacción SEO (crear artículos que puedan posicionar en Google).

Asuntos preliminares y disclaimers (¡importante!)

Antes de entrar en materia, me gustaría hacer algunas acotaciones técnicas y otras más estratégicas, porque una cosa es escribir, otra hacerlo para SEO y una más compleja, escribir con un objetivo clave.

Si por la razón que sea esto no te interesa o te aburres en el camino, puedes pasar a la acción en la siguiente sección.

Aclaraciones y descargos de responsabilidad. 

  • Lo primero y más importante de todo: más allá de lo que vaya a decir a continuación, lo esencial para que tus artículos de blog funcionen es… (redoble de tambores) ¡que se hayan escrito!

Y quiero insistir en esto: no importa cuánto se planee la estrategia o se optimicen los textos o el material, lo que más vale es el contenido en sí mismo, así que no dejes que ninguna minucia técnica te desanime. Lo importante es empezar, si no lo has hecho ya; o la constancia, si ya iniciaste. Lo demás, es lo de menos.

  • Este texto está centrado en cómo hacer un buen artículo en términos de redacción, experiencia de usuario y algunos consejos elementales para su optimización SEO (para que posicione en los resultados de búsqueda de Google).

Para temas más técnicos o que simplemente no estoy revisando aquí, puedes hacernos una consulta directa en los comentarios, por Facebook o LinkedIn.

  • Cada estrategia y caso es diferente. Por eso, aunque trato siempre de basar mis consejos en la experiencia con nuestros clientes en Lluvia Digital, datos estadísticos o casos de estudio, siempre es posible que tus resultados no se apeguen fielmente a lo expuesto aquí.

Por otro lado, las cosas que doy por hecho que están resueltas (asunciones) son las siguientes: 

  • Para no detenerme (más) en medio del post, voy a asumir que tienes un conocimiento mínimo de marketing digital y que conoces términos básicos como SEO, SEM o Keywords, entre otros.
  • También voy a asumir que ya tienes todo el tema de infraestructura resuelto: dominio, hosting y un administrador de contenidos (CMS) instalado por tu cuenta o con ayuda de las innumerables herramientas disponibles.
  • Salvo que sea un pasatiempo, cualquier estrategia seria de creación de contenido (incluyendo el blog) tiene una relación directa con los objetivos del negocio u organización, sin importar cuáles sean estos. Esto implica que tienes una parrilla o calendario editorial, una audiencia definida, un tono de marca, etc.

Finalmente, asumo que ya tienes una investigación de palabras clave y tienes clarísimo cómo se relacionan con los temas de cada post que escribes. Esto en realidad lo veo como parte de la estrategia general de contenido y hasta de los objetivos del negocio, pero lo escribo aparte porque es fundamental si quieres realmente posicionar tus artículos.

Lista de keywords para redacción SEO
Lista de keywords o palabras clave.

Ahora sí, sin el riesgo de tener cargos de conciencia, vamos a lo que vinimos: escribir artículos de blog que valen la pena.

¿Listo para mejorar tus habilidades en redacción SEO? En Lluvia Digital, te ofrecemos una fuente de conocimiento inagotable. Explora nuestra web para acceder a recursos valiosos, guías expertas y consejos prácticos que te ayudarán a destacar en el mundo del SEO y la redacción. ¡Empieza tu viaje hacia el éxito ahora!

Cómo escribir artículos de blog útiles y fáciles de leer: UX

Más allá de los purismos del lenguaje o las reglas del buen escribir, quiero contarte sobre algunas de las variables más elementales que ayudan al usuario a entender mejor tus artículos, y a ti a cumplir con las metas de tu estrategia de negocio.

Lo que une mejor ambas cosas es un enfoque claro en experiencia del usuario (UX).

Si tú entiendes claramente los objetivos del usuario al consumir ese contenido y lo mezclas con un poco de sentido común al escribir tus posts, no tendrás mayor problema: se trata de darle al usuario exactamente lo que está buscando y facilitarle la asimilación de información.

Quizá te preguntes qué tiene que ver escribir “bien” con SEO. Bueno… tiene todo que ver. De hecho, incluso los temas técnicos que Google sugiere para el buen desempeño de tu web en los resultados de búsqueda, están totalmente relacionados con UX. Y no lo digo yo, lo dice la guía oficial de SEO para principiantes, de Google. 

Fragmento de la guía oficial de Google para posicionamiento en su motor de búsqueda (SEO)
Google especifica la importancia de optimizar tu sitio con la última intención de mejorar la experiencia de usuario.

En una idea: es tan o más importante escribir pensando en el usuario, que la mejor batería de trucos aplicados a nuestro contenido para “agradar” a Google. 

 

La siguiente lista recoge algunos puntos: unos más elementales de redacción en general, otros más relacionados con la lógica web, pero ambos enfocados en la optimización del blog post (no necesariamente en un orden predeterminado).

 

Descubre un tesoro de información en nuestro blog. Sumérgete en artículos profundos y actualizados sobre redacción SEO, estrategias de contenido y más. Navega por nuestras publicaciones para mantenerte al tanto de las últimas tendencias y consejos. Tu éxito en línea comienza con la lectura.

Consejos generales para redacción SEO

Algo que no agregué en las asunciones es que hay que tener una mínima idea de copywriting o redacción para hacer blog posts de calidad.

No es que a Google le importe mucho eso para el posicionamiento orgánico (hay muchos artículos muy malos en las primeras páginas), pero al usuario sí que le importa eso: a veces menos, a veces más.

Dicho esto, y para evitar que los filólogos, lingüistas y literatos se enfaden; este es sólo un breve listado de prácticas generales para garantizar que tu artículo de blog tenga una calidad mínima, al menos de manera general.

 

1. Añade un título, subtítulos y subtemas

Quizá va a parecerte muy obvio, pero todavía hoy sigo corrigiendo textos sin subtítulos o con “dos títulos principales”.

Meme de Bojack Horseman

Además de ayudarte a ordenar tus propias ideas, hace más sencillo encontrar temas de interés para el lector (y te va a facilitar una tarea que tienes más abajo, en la siguiente sección, de SEO puro y duro).

Frecuentemente sugiero hacer una primera versión de títulos y subtítulos al inicio, aunque después cambie o se actualice, porque te da una estructura y te ayuda a hilar los temas.

 

2. Revisa novecientas veces tu redacción y ortografía

Ya sé que esto es muy difícil, sobre todo cuando quieres publicar tus artículos rápidamente o si eres el único miembro de tu equipo ☹, pero creo que este es de los puntos cuyo valor es más obvio.

Como lo suelen hacer en las redacciones de los medios de comunicación medianos y grandes, puedes asignar a un editor general para que revise los textos que hagan los demás.

En la agencia solemos editar los artículos entre nosotros, sobre todo los más largos. Siempre intercalamos la lectura y edición con alguien diferente. Este tipo de ejercicios ayudan a limitar los vicios del lenguaje y sesgos naturales de la redacción.

Para el tema de la ortografía, si no te parecen suficientes las herramientas de los editores de textos como Word o Google Docs, puedes usar herramientas online de corrección gramatical.

 

3. Agrega siempre una introducción

Este es un elemento poderoso al que se le suele restar importancia porque parece insignificante.

Añadir una introducción, como en el caso de la tabla de contenido o los textos destacados, ayuda al usuario a determinar si el artículo tiene lo que está buscando, evitando perder tiempo si no es así.

Muchos marketers prefieren distraer al usuario con frases largas o escondiendo el contenido de valor en medio del texto para obligarlos a llegar ahí: eso no es una buena práctica, porque atenta contra la regla de oro que es darle al usuario lo que está buscando. 

 

4. Integra el contenido entre párrafos

Debes conectar tu artículo; de lo contrario, tu texto parecerá un telegrama, sin ritmo. Tienes que hilvanar de principio a fin, salvo en los casos donde la conexión sea obvia o cuando estás haciendo bullets. Te doy un ejemplo:

 

Ejemplo 1.

El marketing digital debe estar basado en mucha investigación, experimentos fundamentados y análisis de datos, mayormente cuantitativos, con el objetivo de entender lo mejor posible al mercado y adaptar nuestra estrategia.

Las redes sociales sirven para distribuir nuestro contenido, encontrar insights (social listening) y mantener comunicación con nuestros fans, clientes y prospectos.

 

Ejemplo 2.

El marketing digital, en general, debe estar basado en mucha investigación, experimentos fundamentados y análisis de datos, mayormente cuantitativos, con el objetivo de entender lo mejor posible al mercado y adaptar nuestra estrategia.

Por su parte, las redes sociales tienen otra naturaleza, pues sirven para distribuir nuestro contenido, encontrar insights (social listening) y mantener comunicación con nuestros fans, clientes y prospectos. 

¿Qué te suena mejor? (Si es el primero, he hecho un pésimo ejemplo…) 😅

 

5. Usa un lenguaje que tu audiencia entienda

Es muy frecuente encontrar expertos en alguna materia que, con la intención de mostrar sus conocimientos o de establecerse como una autoridad en el tema, terminan educando a su competencia.

Y eso no tiene nada de malo, siempre que tengas un producto que venderle a tu competencia (aunque la mayoría de las veces no es así). Incluso si eso pasa, escribir un blog demasiado técnico puede alejar a los usuarios que son nuevos en el tema.

En el lado opuesto, si tu audiencia tiene un conocimiento medio del tema, tus blog posts no deberían contener términos o un lenguaje tan básico, porque serán cosas que ya saben de sobra.

Todo esto va a depender de qué tan definido tengas tu mercado y por lo tanto, tu audiencia (o audiencias).

FORMULARIO DE CONTACTO PENDIENTE

Consejos de usabilidad y redacción amigable

Este tema es el platillo principal de esta sección, pues se trata de todo lo que le puede facilitar al usuario completar sus tareas de modo más fácil y rápido. Los siguientes son algunos de los elementos que considero más importantes.

Ejemplos de buen diseño y mal diseño de interfaces
A veces pequeños cambios en nuestros contenidos pueden hacer una gran diferencia para el lector.

6. Crea una tabla de contenidos

Esto es especialmente relevante si tu contenido es largo, pues será de gran ayuda para el lector, sobre todo si está buscando algo muy específico. La idea es que haya hipervínculos para que pueda saltar directamente a la sección de su interés.

En muchos casos, el hecho de que el usuario no tenga acceso rápido a un dato en concreto puede llevarlo a abandonar la página, y eso no es nada bueno para SEO.

 

7. Usa un tamaño, formato y tipo de fuente que faciliten la lectura

No me quiero poner exigente y hablar de tu manual de marca ni de la relevancia de usar una fuente con serifa o sin ella (por favor, sin serifa), pero la idea es que no le compliques la vida al lector con cosas raras.

Seguro has visto muchos ejemplos: letras súper pequeñitas a las que hay que hacer zoom, fondos de un color parecido al de la letra que hacen muy difícil la lectura, tipografía que parece de manuscrito viejo, etc.

Por eso te recomiendo que le presentes tu texto a alguien, cualquiera, en una tablet o celular, y observes si tiene alguna dificultad para leerlo. Este es uno de los orígenes más comunes de contenido defectuoso, donde no importa qué tan bueno sea tu contenido: si no se entiende o no es legible, no sirve.

Aunque quizá todo este tema está más relacionado con interfaces de usuario (User Interface o UI), lo incluyo aquí porque es clave que lo tengas en cuenta como parte de tu estrategia de SEO.

Sería bueno definir en algún momento si copywriting SEO y redacción SEO es lo mismo, porque por ahí he visto el debate.

Yo diría que no hay diferencia, en general. Pero bueno, podríamos hacer un artículo de eso (when we ran out of ideas).

 

8. Destaca fragmentos relevantes del texto

Esto lo puedes hacer con negritas, agrandando la letra o agregando imágenes para los fragmentos destacados. En el caso de WordPress hay plugins que lo hacen por ti y agregan la opción de compartir en redes. Esto ayuda a hacer una lectura rápida o bien reforzar algunas ideas.

No importa qué tan bueno sea tu contenido, si no se entiende o no es legible, no sirve.

 

9. Redacta párrafos pequeños

Salvo casos muy concretos, creo que ya no es un secreto para nadie, que la gente casi nunca lee textos completos, menos si son largos: sólo escanea y lee los fragmentos que contienen lo que específicamente está buscando.

Patrones de lectura de los usuarios basados en un mapa de calor
Aunque puede variar sensiblemente en casos particulares, los usuarios suelen tener los mismos patrones de lectura, en términos generales. Trata de no hacer cosas que se salgan mucho de ese margen y todo va a estar bien. Fuente: Nielsen Norman Group.

Por esta razón, aunado al punto de destacar elementos visuales (que veremos ahora), es muy importante mantener párrafos cortos que resultan más fáciles de digerir.

En ese sentido, si la idea es muy larga, encuentra la pausa para un punto y sigue en otro párrafo. La idea es que queden párrafos de tres o cuatro líneas.

 

Recursos didácticos complementarios

Cuando alguien está haciendo una investigación, lo que más desea es encontrar todo lo que busca en un solo lugar para poder tomar una decisión, en la mayoría de los casos (de ahí, el éxito de los comparadores). Sobre esto, te doy algunos ejemplos.

 

10. Incluye tantos recursos audiovisuales valiosos como puedas

¿Te has dado cuenta de lo aburrido que es el texto plano? No importa si eres un gran lector, los recursos visuales son valiosísimos por varias razones.

Pueden funcionar como ejemplos de lo que estás diciendo, o bien, complementar el contexto del tema.

Gráfica comparativa de retweets (“compartidos” o shares) entre tweets con imagen y sin imagen (se comparten 150% más los que tienen imagen).
Los tweets con imágenes son compartidos 150% más. Fuente: Buffer.

Algo muy importante: escribí “tantos como puedas” porque de verdad creo que aportan mucho valor, pero no se trata de poner la primera foto de stock que te encuentras, sólo para rellenar el espacio. Si no aporta nada, si no refuerza el punto, entretiene o informa, no sirve.

Gráfica de preferencias de formato para consumo digital.
El contenido gráfico suele ser mucho mejor valorado por los usuarios porque,, entre otras cosas, es más fácil de consumir. Fuente: Hotspot.

El contenido gráfico suele ser mucho mejor valorado por los usuarios porque,, entre otras cosas, es más fácil de consumir. Fuente: Hotspot.

Por otra parte, no te olvides de agregar siempre una pequeña descripción y las fuentes de tus recursos visuales para brindar mayor contexto, salvo que tengas un diseñador en el equipo o cuentes con una licencia de algún banco de imágenes con derechos de explotación comercial.

 

11. Agrega ejemplos

No creo que tenga que convencer a nadie de que los ejemplos son fundamentales como herramienta didáctica, pero por si las dudas: darle un contexto y más profundidad a cualquier tema ayuda mucho a su comprensión. Por ejemplo, al hablar de temas económicos complicados, como comprar o rentar una casa, es importante especificar los indicadores de los que estamos hablando y poner un ejemplo real en términos cuantitativos, para que el lector sepa realmente cómo funciona.

 

12. Añade tantos enlaces internos o externos relevantes como puedas

Los enlaces internos podrían ser un punto para UX pero también para SEO. Lo voy a dejar aquí porque me parece que su valor para el usuario es muy alto.

Esto lo ayuda a entender mejor el tema que estás abordando con conceptos que no conoce muy bien así como para ampliar su búsqueda con temas relacionados.

Gráfica de visitas en sitio web por redacción SEO
Los enlaces internos pueden ser un factor crucial en tu estrategia SEO, porque multiplican las páginas vistas y aumentan mucho el tiempo de estancia en tu sitio.

13. Cita tus referencias (“a hombros de gigantes”)

A nadie le gustan los copiones (creo), pero al que menos le agradan es a Google, así que tus referencias no solo le van a gustar a los usuarios para profundizar su búsqueda, sino que de paso te evitas una penalización SEO de Google, que consiste en perder puntos en esa área.

 

14. Incluye información sobre el autor o equipo editorial

Esto no es necesariamente un recurso didáctico, pero conocer a las personas sobre las que estás leyendo hace que los sientas más cerca, porque genera empatía y confianza.

Usualmente, se agrega al final, con un breve resumen en primera o tercera persona, según el caso. Podrás encontrar un ejemplo en este mismo post.

Bueno, espero que esta lista te haya dado algo de luz sobre cómo escribir adecuadamente tu blog y, sobre todo, cómo darle al usuario lo que quiere (o mejor todavía, lo que necesita).

Si no estás de acuerdo con alguno de los puntos listados o se te ocurre otro más y no estás seguro si puede ser útil, pregúntate lo siguiente: ¿le va a ayudar al usuario a resolver la duda que tiene o a encontrar más rápido lo que necesita?

Si no, buen intento. Si sí, está perfecto. Cuéntamelo en los comentarios, quizá pueda agregar más puntos para actualizar este artículo.

Ahora, vamos con el tema de Google, que es un asunto un poco más técnico, pero absolutamente fundamental para lograr una estrategia de posicionamiento orgánico para tus artículos de blog.

FORMULARIO DE CONTACTO PENDIENTE

Cómo escribir artículos de blog que le gusten a Google: optimización SEO

Reforzando la idea de que escribir para los usuarios es quizá lo más importante, tengo que contarte un secreto que quizá no te va a gustar: realmente no existe algo tal como “escribir para Google”.

De hecho, he visto muchos ejemplos en los que blogs con excelente contenido y estructura, poco o nada optimizados en términos técnicos, tienen más éxito que otros “hiper-optimizados”, pero con material pobre o plagiado.

De hecho, aunque hoy ya es un cliché total, el viejo dicho de “el contenido es el rey” no podría ser más cierto actualmente, aplicándose a todo tipo de creación, canal y plataforma.

Sin embargo, hay ciertos elementos indispensables que le ayudan a Google leer y entender mejor tu contenido y eventualmente, a posicionarlo mejor. La siguiente lista incluye algunas de las técnicas más fundamentales de SEO; la mayoría de las cuales, por su puesto, aplicamos nosotros mismos.

Recuerda que estos consejos contemplan algunos supuestos, por lo que funcionarán siempre y cuando éstos se cumplan, además de que la lista solo habla de los consejos SEO que están esencialmente en el campo de acción del redactor.

De momento, lo más importante es que tengas claras tus keywords o palabras clave, porque de eso depende casi todo lo que vamos a ver.

 

15. Extiende tus artículos… tanto como sea posible

Este es un tema interesante porque, estadísticamente (y esto no está sujeto a interpretación), los artículos más largos son los que mejor posicionan. Pero no es una cuestión sólo de longitud, sino de valor.

Como vimos en otros puntos, la calidad importa mucho más que la cantidad, pero si logras un texto muy largo con una calidad impecable y que aporta valor en todo momento, tienes una oportunidad grande de que llegue a buena posición. Mira este ejemplo de Ahrefs.

Ahrefs para redacción SEO
Ahrefs en SEO writing.

Solo como dato, para que tengas una idea, en el caso de las palabras clave (keywords) más competidas, los primeros lugares de los resultados orgánicos de búsqueda en Google suelen tener más de cinco mil palabras, que son cerca de 10 a 13 páginas de texto plano (como este que lees). Las keywords más competidas son las que tienen un mayor volumen de contenido escrito sobre ellas. Esto normalmente aplica a los términos genéricos que más se buscan. Ejemplo: “celulares baratos”, entre otras.

Gráfica de cantidad de palabras por artículo y cantidad promedio de shares en social media
El contenido más compartido suele ser el más largo. Fuente: Neil Patel.

16. Incluye el texto para la etiqueta Title

Este es uno de los elementos más importantes de SEO que está frecuentemente en las manos del redactor o copywriter (y después, del implementador web). Básicamente se basa en escribir un título que contenga la keyword y que no exceda cierta longitud.

Básicamente, se trata de hacer uno de varios textos adicionales (tags y metatags) que no se verán directamente en el artículo, sino, en este caso, el Title, que se muestra en la pestañita superior del navegador. Te muestro el ejemplo de cómo se ve en Chrome:

Captura de pantalla de un sitio web donde se aprecia el Title

Eso que se aprecia en naranja en la parte superior izquierda es, justamente, el Title. Pero no sólo se ve ahí, sino que suele ser lo que Google muestra en los resultados de búsqueda.

Ejemplo de Title para Redacción SEO

Muy bien, ahora ya sabes dónde se va a encontrar. Por lo tanto único que tienes que hacer es asegurarte de dos cosas:

1) Tiene que contener la keyword principal que quieres posicionar, de preferencia escrita exactamente igual, no importa si antes o después tiene más texto.

Teniendo como ejemplo la keyword estrategias de posicionamiento seo para principiantes, un Title podría ser: “estrategias de posicionamiento seo para principiantes: todo lo que debes saber  o “las 25 mejores estrategias de posicionamiento seo para principiantes”.

Como puedes ver, en ambos casos se incluye la keyword, aunque no sea exactamente igual.

2) Lo segundo que debes tomar en cuenta es la longitud. Esta tiene que ser suficientemente corta para que se vea completa tanto en mobile (celulares y tabletas) como en computadoras de escritorio (desktops).

Los Titles no pueden ser muy cortos porque estarías potencialmente evitando información valiosa que podría ayudar al usuario a saber más sobre tu sitio, para decidir si quiere navegarlo.

Para asegurarte que tu Title está bien, puedes usar algunas de las herramientas gratuitas que existen, como Mangools.

Ejemplo de etiqueta title correcta para Redacción SEO
Ejemplo de etiqueta title incorrecta para Redacción SEO

Como aplicará en varios de los siguientes puntos, debo decirte que, salvo que tú también estés haciendo los trabajos web, lo único que tienes que hacer es entregarle los textos al webmaster y él sabrá (o debería saber) colocar las etiquetas pertinentes. 

Si lo estás haciendo tú mismo y usas un CMS como WordPress, puedes hacerlo con plugins como Yoast (digo ese porque es quizá el más grande, pero hay muchas opciones también). La versión gratuita de Yoast suele ser suficiente.

 

17. Incluye el texto para la metaetiqueta Description

Este punto es muy similar al anterior, sólo que a diferencia del Title, la Description es una metaetiqueta, que básicamente significa que habla sobre algo más (meta). En este caso, nuestra web.

Por lo tanto, debemos ocuparnos nuevamente de dos cosas:

  1. Que podamos incluir palabras claves secundarias o relacionadas con la palabra clave principal.

Siguiendo con el ejemplo de antes, una keyword secundaria podría ser estrategias de posicionamiento orgánico para principiantes, que está relacionada con estrategias de posicionamiento seo para principiantes, pero no es igual. También podríamos hablar quizá de cómo posicionar en google desde cero, por ejemplo.

  1. La longitud (sí, otra vez). Afortunadamente podemos usar la misma herramienta que te mostré antes. No te olvides de probar la longitud tanto para desktop como para mobile.
Ejemplo de etiqueta description para Redacción SEO

18. Incluye keywords secundarias y marca las etiquetas H (Headlines o Headings)

Este punto puede sonar un poco confuso, pero en realidad es sumamente parecido a los anteriores. De todas formas, lo voy a simplificar muchísimo con la esperanza de que ningún programador en la sala se enfade.

Básicamente, para que el texto tenga una jerarquía (saber qué cosa es más importante que otra) existen hasta seis niveles de subtítulos o subtemas: H1, H2, H3, H4, H5 y H6.

Este es un fragmento de artículo. Resalté el subtítulo; en este caso, un H2.

Ejemplo de etiqueta H2 para Redacción SEO

Ese subtítulo, para efectos de HTML (el lenguaje de etiquetas con el que están hechas las páginas web y muchas otras cosas), se ve como en la siguiente imagen. Quiero que pongas atención en el círculo naranja.

Ejemplo de HTML para redacción SEO

Esa cosa pequeñita es el centro del asunto. Básicamente, es lo que le dice a Google qué es lo que consideramos esencial en nuestro contenido. No es el único elemento, pero es tan importante como para hacerlo un subtítulo. 

Entonces, ¿eso significa que debo hacer todos esos garabatos cuando escriba mis artículos? No, sólo tienes que hacer la nota para que el webmaster vea dónde colocar la etiqueta H2 (subtítulo), H3 (sub-subtítulo), etc.

¿Y por qué tú tienes que hacer esto? Porque sólo tú sabes cómo está hecho el texto y, se supone que entiendes las keywords que se quieren posicionar, los temas y todo lo demás. Si lo hiciera alguien más (el webmaster, por ejemplo), perdería mucho tiempo tratando de entender el texto (al menos esa es mi opinión).

Algo que suele generar confusión es cuántos Hx debe haber de cada uno, y la respuesta es que no hay un número determinado. Lo único importante es que sólo existe un H1, porque es el título general, principal del artículo. Los demás dependen de la estructura de tu texto. 

Aclarado eso, ahora sí te puedo explicar las dos instrucciones concretas:

  1. Debes incluir la keyword principal en el H1, que es la misma que pusiste en la etiqueta Title. Yo usualmente hago una versión un poco más extendida que la del Title o una versión muy parecida.
  2. Debes incluir palabras clave secundarias tanto como sea posible en los otros headlines (Hx), siempre y cuando eso no distorsione el contenido o lo haga sonar muy extraño o forzado. 

 

19. Agrega el texto para la etiqueta Alt de cada imagen

Todas las imágenes que vemos tienen (o deberían tener) un texto alternativo (de ahí lo de alt-alternative), que sirve para describir la imagen en caso de que esta no se muestre por alguna razón.

Hay una etiqueta llamada Title (sí, otra vez, pero esta es diferente), que es la que aparece cuando dejas el cursor encima de una imagen (o un link), pero no vamos a hablar de eso ahora, sólo quiero que sepas que son diferentes.

La indicación con las etiquetas Alt es la siguiente: sólo describe lo que se ve en la imagen. Eso es todo. Te dejo un ejemplo de MOZ.

Ejemplo de metaetiqueta Alt para Redacción SEO

20. Escribe la URL exacta e incluye la keyword principal

Esto es un tema tanto de experiencia de usuario (tener URL amigables es algo muy valioso), como para SEO. Aquí no hay mucho misterio: la sugerencia es incluir la keyword separada por guiones en la URL, tal como la incluiste en el title (esperando que no sea tan larga).

Mira este simpático ejemplo de MOZ con los do y los don’ts de las URL.

Esquema de URL amigables para Redacción SEO

Una vez más: si tú sólo te encargas de redactar los artículos y darles una dimensión SEO, no tienes porqué hacer nada más que indicarle la URL al implementador web, así él o ella no tienen que pensar en eso.

 

21. Asegúrate de que todo esté bien en Google Search Console

Como consejo final, si bien podría agregar muchas otras cosas que tampoco competen estrictamente a un redactor SEO, como el rendimiento de la web, linkbuilding u otras métricas de usabilidad elementales para SEO, Google Search Console (GSC) me parece fun-da-men-tal.

GSC es el canal directo de comunicación entre tú y Google para efectos de SEO. A través de la consola de Google Search Console podrás recibir información detallada de tu sitio, así como recibir retroalimentación sobre problemas de rastreo y sugerencias para solucionarlo.

¡Además ofrece mucha información estadística de todo lo que pasa en los resultados de búsqueda! Para locos de la data como yo, eso es oro puro, porque es justo el tipo de información que necesitas para SEO. 

Pero no estamos aquí para hablar de sus maravillas. Te cuento lo que tienes que saber: para que todo el trabajo que te vas a tomar redactando adecuadamente para SEO valga la pena, es indispensable que tu sitio esté verificado con tu cuenta de GSC.

Dashboard de Google Search Console

Algo muy útil de GSC es su analítica SEO, que te dice, entre otras cosas, cuántas veces apareciste en los resultados, con qué palabras clave y cuántos clics recibiste. También se puede integrar con Google Analytics.

Con eso le demuestras a Google que ese sitio es tuyo y con ello tienes acceso a todos los datos que te comentaba (y mucho más). Una vez verificado, es importante que te asegures de cargar el mapa de sitio (sitemap), que es como el plano de construcción de tu web, incluyendo el blog.

Por última vez, no tienes de qué preocuparte si tú no llevas la parte técnica, pero ya sabes con qué molestar a tu programador en la próxima reunión.

Antes de terminar, vamos a repasar rápidamente en un checklist hiper-resumido todo lo que tienes que tomar en cuenta para tu redacción SEO.

✔ Mi texto es fácil de leer, en general.

✔ Incluye ejemplos, referencias y recursos visuales que ayudan a entender mejor el tema.

✔ Agoté todas las ideas y recursos que tenía disponibles en mi artículo, alcanzando la mayor longitud posible con un contenido de calidad.

✔ Mi Keyword principal está incluida en el Title, el H1 y la URL.

✔ Las keywords secundarias o términos relacionados están incluidos en los H2-H6 y la Description.

✔ Me aseguré de que nuestro website está en línea con GSC y el sitemap está actualizado.

¡Terminamos!

Bueno, más o menos, porque hay muchas más cosas que ver en SEO, pero esto ha sido un buen comienzo con lo que considero más relevante para los redactores, sobre todo aquellos que se están adentrando recientemente en este mundo. Espero con el corazón que te haya sido útil.

¿Crees que me salté algo o te gustaría que hablara de otra cosa? ¡Cuéntamelo! Leo y respondo TODOS los comentarios respetuosos y que tienen relación con el tema del post. 

 

 

¿Listo para llevar tus estrategias de redacción SEO al siguiente nivel? Ponte en contacto con nosotros en Lluvia Digital. Estamos aquí para responder tus preguntas, proporcionarte asesoramiento personalizado y ayudarte a alcanzar tus objetivos en línea. ¡No dudes en contactarnos para obtener información y asistencia experta!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Compartir artículo

Tabla de contenido

FORMULARIO FIJO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Compartir artículo

NUESTRO BLOG
Noticias y más

Un generador de buyer persona es una representación semi-ficticia de tu cliente ideal basada en datos de mercado… Si quieres saber cómo armar el tuyo, entra ahora.

El posicionamiento en buscadores, también conocido como SEO, es el conjunto de técnicas y estrategias destinadas a… Sus principales alcances son.

We use cookies to give you the best experience. Cookie Policy